.

03/12/2012 § Deja un comentario

Cuando algo se rompe.

Cuando te das cuenta que se corto la cadena, pero no sabes ni dónde, ni cómo, ni cuándo se perdió ese eslabón. Y por más que lo buscás no logras encontrarlo, aunque vuelvas a recorrer mil veces el camino ya recorrido paso por paso.

¿Será que estás volviendo sobre el camino correcto?… ¿O será que hay un camino del que no formaste parte y quizás es ahí donde la cadena se rompió?

Difícil saberlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo . en Galimathias.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: