La palabra de palo

En reemplazo del espacio anterior, La palabra de palo (con nuevo integrante incluído en la cajita feliz) viene a aportar esa palabra desubicada proveniente de las costas del Napostá.

Yeites para la redonda
Los que agarran la pelota y no la sueltan,
la levantan con la trompa y se van por la cancha
haciendo jueguitos como focas adiestradas.
Los que pisan la pelota y todos se la sacan.
Los que quieren pegarle de lujo, una rabona, una chilena,
y el tiro les sale por la culata.
Los que quieren hacerla de lujo en el potrero
y se comen una barrida que los deja perplejos,
y ahora no quieren ni pararla de pechito,
tienen el pecho frío, los bailó un pendejo.
Los que viven quejándose de la cancha. Los que se caen.
los que a veces se levantan.
Los que se viven resbalando en las canchas mojadas.
Los que prefieren tierra. Los que prefieren pasto.
Los que pagan sintético. Los que se empastan.
Los que actúan una falta, para patear un penal.
Los que agitan la batuta desde el fondo
y cuando sube un delantero lo esperan de espaldas
y cuando suben no corren la pelota larga
y cuando la reciben no la pasan
y los que juegan como el culo se la sacan.
Los que aprietan la pelota antes de usarla,
Los que dicen que es un globo, los que dicen que es una masa.
Los que piden cambio de pelota. Cambio de arco, de arquero, de cancha.
Los que le pegan con tres dedos. Los de la gloriosa
patada descendente. Los que cobran plancha.
Los que cobran fuera cuando se las ven peludas. Los que no cobran nada.
Los que gritan full cuando les hacen cuerpo. Los que hacen cuerpo
clavando el codo agudo en las entrañas. Los que le pegan con la rodilla,
con la pantorrilla, con la barbilla, con la canilla,
y cuando les tiran un centro le pegan con la mano
porque así aprendieron, porque así ganamos,
porque está avivado el que se levantó temprano,
y le meten duro en el campeonato, le meten pierna, le meten brazo.
Los que cobran mano. Los que se quebraron
y ahora no se animan a sacarse el yeso,
lo tienen firmado, con fibra de winner,
por los compañeros que siguen jugando,
todos esos, los que venía diciendo, y muchos otros más,
escriben “te queremos ver pronto en las canchas”
“te extrañamos por todo lo que jugás”
“el Pupi y los rompe huesos te dejamos un beso”.
Los hombres también se miman, y no por eso
el corazón se les ablanda. Como se dice: en el amor
y en la guerra
se usan las mismas armas.

Textos varios de previa:

Linyera

Hay un linyera enfrente de mi casa y está mirando para acá,
lleva bolsas de nylon y un sombrero de paja. Ningún perro lo sigue.

Acaba de sentarse en el cordón,
chupa del pico y no se limpia con la manga,
deja que le chorree vino por la barba encanecida,
no para de mirar para acá y de tomar,
sigue tomando, se acuesta a dormir la siesta en el cordón.

Mis vecinos no saben cómo llegó ahí, lo quieren despertar
de un sueño que se le mezcla con la realidad: balbuceando
los aleja con la palma de la mano, como espantando moscas.

Se saca el sombrero, su pelo está largo y grasoso.
Pasan dos autos. Sus ojos se alzan al cielo. Luego bajan.
Sus ojos traspasan las cortinas de mi casa.

Cuando todo está en calma el hombre vuelve a clavar
su mirada en mi living, casi puede leer las letras
en mi monitor, levanta el sombrero,
parece que lo entierra en su cabeza y repentinamente
sale gruñendo mis palabras en sus dientes.
Por fin camina lejos de mi casa, con esa lentitud exasperante.

———————————————————————————-

Al costado de la vía
acostaron un cartel
NO AVANZAR…
en la ventanilla del tren
que aplasta las monedas obsoletas
me seco la saliva que dejan
caer, como hilos de lluvia,
(un, dos) tres nenas
desde aquel puente negro, se ven
los hoyitos, las banderas,
las curvas del CLUB de Golf.

Mientras seguimos avanzando
a todo se lo come el horizonte.

NO SE DETENGA POR NINGUN MOTIVO…
Ahí veníamos seguido a coger
hasta que apareció la mujer abusada.
Entre esos tamariscos
todavía sigue, me saluda
la bolsa negra que anudamos.

———————————————————————————-

Me siento en el fondo de la pileta
y miro el reflector del techo.
Por ahora no quiero salir.
Una burbuja
se desprende de mi nariz
y explota inevitablemente en la superficie del aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Notimáthicas

    1° Muchos meses de inactividad. Vuelvo a dibujar (Galipez les habla) y con ideas locas de libertad. No hay más frases, suban lo que quieran cuando quieran.

  • Galimathías

A %d blogueros les gusta esto: